Cadena

En el silencio de la tierra,
en su abecedario húmedo,
la lombriz trabaja la esperanza y la luz,
sueña el canto, sueña el vuelo,
y por eso se regala al mirlo,
agradecida,
entregando el testigo de lo bello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s